Google anuncia “el fin de las contraseñas”

La compañía cree que las contraseñas son un problema de seguridad para sus usuarios, mientras los casos de pishing no dejan de crecer.

Google anuncia “el fin de las contraseñas”

Google ha anunciado el “fin de las contraseñas” en sus plataformas. El gigante tecnológico mundial considera que las claves de acceso son un problema de seguridad para sus usuarios, en un contexto donde los casos de pishing no han dejado de aumentar desde la llegada de la pandemia.

En concreto, las cuentas de los usuarios de Google bloquean al día 100 millones de intentos de pishing, y sus cuentas de correo reciben 15.000 millones de mensajes en las carpetas de spam. Para solucionar este problema, la compañía ha afirmado que está trabajando «por un futuro sin contraseñas buscando maneras más seguras de autenticar la identidad del usuario», algo que quieren conseguir a través de otras formas de seguridad, como la verificación en dos pasos.

Sin embargo, el final definitivo de las contraseñas es un proyecto a largo plazo, muy difícil de conseguir en los millones de cuentas activas que mantiene Google en todo el mundo. Mientras tanto, la compañía ha anunciado una actualización en su navegador y en el sistema operativo móvil, Android, que avise a los usuarios cuando una de sus contraseñas puede haberse visto comprometida.

Además, con la misma intención de reforzar la ciberseguridad, Google ha anunciado que incorporará la función de crear carpetas con contraseña para proteger las fotos guardadas en su nube. Esta novedad estará presente en todos los dispositivos Android antes de que acabe el año, y pretende solucionar el hackeo de las cuentas con fotografías comprometidas.

La seguridad de las contraseñas, un problema que trasciende a Google

La seguridad de las contraseñas se ha convertido en un problema de magnitud mundial, agravado a raíz de la pandemia y de la proliferación de hackers durante los confinamientos. Estos problemas de seguridad afectan tanto a los particulares como a las empresas, que pueden ser el objetivo de los ciberdelincuentes para obtener grandes cantidades de dinero a través de un chantaje.

Para ponérselo más difícil a los delincuentes, existen algunas recomendaciones de los expertos, que no solo se aplican a las cuentas de Google. En este sentido, el primer consejo es usar símbolos, palabras mayúsculas, minúsculas y números (como sabrás, algunas plataformas obligan a ello).

Pero, además, es importante que la propia password pueda dar una pista fácil de recordar para evitar despistes. Según los expertos, se pueden utilizar frases conocidas por el usuario para crear la contraseña: canciones, frases de películas o series, el título de un libro… Por ejemplo, “Me gusta la Revista Emprendedores”. En este caso, se utilizaría la primera letra de cada palabra, alternando las mayúsculas y las minúsculas: “MgLrE”. Después, bastaría con añadir un símbolo y algún número fácil de recordar, como el día del cumpleaños de tu mascota: “MgLrE@0408”.

Aun así, las contraseñas más seguras son las que utilizan palabras que no tienen conexión entre sí. En estos casos, los sistemas de desciframiento que utilizan los hackers lo tendrán más complicado para adivinar tus claves de acceso, pero también corres más riesgo de olvidarlas. Y, como demuestran los miles de olvidos en las cuentas de bitcoin, a veces puede salir muy caro.

Gestionar Cookies