¿Y si la jornada de 4 días generase más negocio?

Las agencias de marketing de influencers, los comercios a pie de calle y los ecommerce, verían incrementar sus negocios si se extendiese la medida en más empresas

jornada de 4 días

Telefónica España acaba de proponer a toda su plantilla una jornada laboral de 4 días, una medida que ha desatado la polémica por la reducción de salario que lleva implícita. Polémicas al margen, algunos estudios apuntan que extender la jornada de 4 días a más empresas, genera más negocio en distintos sectores de la economía. Por disponer de fines de semana más largos y más tiempo de ocio.  

Jornada de 4 días a prueba en todo Reino Unido

Así, en Reino Unido se ha iniciado un periodo de prueba de seis meses con la jornada de 4 días. Un proyecto piloto en el que participarán unas 70 empresas británicas y en el que los trabajadores mantendrán el 100% de su salario por trabajar el 80% de las horas habituales.

La idea de esta prueba piloto es ofrecer a los empleados horarios flexibles y aumentar su productividad durante las horas de trabajo. No se rebaja el salario porque se da por hecho que a pesar de trabajar menos horas, los profesionales mantendrán su productividad. E, incluso, la mejorarán. De cumplirse esa premisa, se podría extender este piloto a más empresas del país.

Para Sam O’Brien, director de marketing de la plataforma Affise, hay unas industrias que se verían claramente beneficiadas si tal jornada se extendiese. Y apunta también los aspectos positivos que podría tener el trabajo de 4 días semanales para los clientes, empleados y dueños de negocios por igual.

Influencers en las redes sociales

Los influencers dependen en gran medida de que las audiencias reaccionen al contenido que están creando en plataformas como Instagram, TikTok, YouTube y Twitter. Si los usuarios de redes sociales solo están en la oficina cuatro días a la semana, tendrán más tiempo libre para navegar e interactuar con sus aplicaciones y creadores favoritos, una gran ventaja para el sector de los influencers.

De hecho, varias agencias de influencers ya están impulsando la semana laboral de 4 días, incluida Engage Hub, cuyos empleados tendrán un miércoles o un viernes libre, rotando cada ocho semanas.

Minoristas a pie de calle

Los fines de semana de tres días dan a los compradores un 20 % más de tiempo para comprar, además de aumentar el gasto relacionado con pasatiempos, jardinería y bricolaje.

Así, las semanas más cortas podrían impulsar la hostelería, ya que las personas podrán pasar más tiempo comiendo fuera y socializando con sus seres queridos durante su tiempo libre adicional con los mismos ingresos disponibles.

Empresas de comercio electronico

Muchos sitios de comercio electrónico ofrecen servicios en línea tanto de día como de noche, con empleados obligados a dar soporte de servicio al cliente las 24 horas del día y la consiguiente sobrecarga de trabajo.

Una realidad a la que según Sam O’Brien se le puede dar la vuelta: «Iniciar un negocio requiere mucho tiempo, energía, dinero y creatividad, y optar por una semana de cuatro días es una forma de reducir gastos».

Y como prueba un botón. En agosto de 2019, Microsoft Japón implementó una semana laboral de cuatro días para dar a sus 2.300 empleados cinco viernes libres seguidos. ¿Los resultados? La productividad aumentó un 40%, las reuniones fueron más eficientes y se redujo el absentismo laboral.

Otro efecto colateral es la reducción de costes: un 23% menos de consumo de energía y un 59% menos de páginas impresas por los empleados. Y eso, con una plantilla más feliz: nueve de cada diez trabajadores de Microsoft Japón dijeron que preferían el modelo laboral de 4 días.

Puedes leer más sobre cambios en los hábitos de trabajo y sus beneficios aquí: 7 startups que están aprovechando las enormes oportunidades del teletrabajo.

Y aquí:

Trabajo híbrido: claves para que el modelo impulse la productividad de tus empleados