Pon a jugar a tus clientes, para fidelizarles

Así funciona la gamificación en las campañas de marketing orientadas a retener a los clientes

jugar

Cada vez son más las campañas de marketing que usan la gamificación (poner a jugar a los clientes o crear estrategias de comunicación basadas de juegos) para potenciar las marcas entre los consumidores ya que con ella se puede ofrecer información útil y contenido relevante a los usuarios y potenciales clientes de una forma lúdica.

Así, los departamentos de marketing que ponen a jugar a sus clientes consiguen mejorar su engagement y potenciar la interacción con la marca. Además, “al ser los consumidores quienes tienen un rol activo, buscando el juego y participando en él, se consigue mejorar el valor de la marca”, explican desde Emeraude Escape, startup especializada en gamificación para empresas.

Pero ¿cómo podemos aplicar la gamificación en una estrategia de marketing? Emeraude Escape apunta 8 consejos para fidelizar a los consumidores a través de una campaña de marketing basada en la gamificación.

Haz jugar a tus clientes

Marca unos objetivos claros. Al jugar, los participantes deben saber exactamente cuáles son los objetivos y las metas que tienen que lograr en el juego por lo que es imprescindible que se explique correctamente el funcionamiento del mismo. Además, es recomendable que el juego sea simple y que los niveles que deben superar sean cortos.

Ofrece recompensas. Con ellas se incrementa el engagement de los jugadores, la fidelidad y los sentimientos positivos hacia la marca. Las recompensas pueden ser tanto premios, cupones, descuentos, muestras de productos… como insignias que reconocen los logros obtenidos al jugar.

Fomenta la competitividad. Competir con otros usuarios hace que los consumidores sientan que su actividad importa. De esta manera, se les motiva a continuar jugando y a mejorar sus resultados.

Promueve la colaboración. También se puede promover la colaboración entre los jugadores para que creen equipos que compitan entre sí, desarrollen estrategias y trabajen conjuntamente.

Identifica los target a los que quieres llegar con la gamificación. El juego nos permite obtener una gran cantidad de datos que servirán para tomar decisiones futuras en el negocio. Por ello es importante definir qué público es el que queremos alcanzar y del que queremos obtener el máximo de información.

Crea una comunidad. Jugar facilita que los participantes compartan interés por el juego, por lo que es importante crear una comunidad en la que éstos puedan interactuar. De esta manera obtienen reconocimiento social, pueden discutir estrategias, compartir opiniones, aprender de manera conjunta y motivarse para alcanzar sus objetivos.

Establece fechas. Para que la campaña de marketing tenga éxito es necesario que se limite el tiempo que estará activo el juego, los logros que tienen que ir consiguiendo los jugadores cada día o semana y cuándo finalizará.

Obtén feedback. Los jugadores conocen en cada momento del juego cuál es su progreso por lo que es recomendable que les felicitemos si han logrado subir de nivel, si han obtenido una insignia o si han finalizado el juego. De esta manera, damos valor a su participación y podemos buscar otras fórmulas para que continúen interactuando con la marca.