7 antigüedades con las que puedes hacer negocio desde ya

Las antigüedades y los objetos de colección se han convertido en un negocio de lo más rentable. Desde juguetes hasta revistas, pasando por monedas, postales…

7 antigüedades con las que puedes hacer negocio desde ya

El negocio de las antigüedades y los objetos de segunda mano ha experimentado un verdadero renacimiento a raíz de la pandemia. Los más nostálgicos dinamizan este sector, donde la gran variedad de artículos disponibles muestra el tremendo potencial para emprender, tanto para los que quieren tener un pequeño negocio casero como para los que quieran dedicarse por completo a esta actividad.

Aunque se trata de un negocio tradicional, las tiendas de antigüedades están actualizándose para explorar las nuevas oportunidades del mercado. En este sentido, el metaverso es una de las más comentadas en los últimos meses, donde las principales casas de subastas están comenzando a tener presencia para probar las tendencias que marcarán los próximos años.

Si lo que buscas es montar un negocio casero con el que obtener unos ingresos extra cada mes, el mercado de las antigüedades también deja opciones interesantes para ti. A continuación, te presentamos algunos de los productos más demandados, con los que podrías comenzar a obtener rentabilidad desde ya.

7 antigüedades con las que hacer negocio desde ahora mismo

Máquinas de escribir

Las máquinas de escribir son uno de los artículos más demandados en el negocio de las antigüedades y los productos de segunda mano. Son un objeto de decoración muy bonito, pero también un artículo que puede conservar su uso si está bien cuidado. Los precios de las máquinas de escribir antiguas son muy variables, y oscilan entre los 300 y los 2.000 euros en las principales plataformas de compraventa, como eBay.

Revistas

Las revistas antiguas son otro de los artículos más demandados en el mercado de segunda mano. Aquí, el negocio está en las grandes colecciones de ejemplares ya descatalogados con un buen estado de conservación. Por ejemplo, una colección de unos 300 números de la mítica revista infantil TBO llegaría a venderse por alrededor de 1.150 euros

Vinilos

Los discos de vinilo y los tocadiscos han vuelto a ponerse de moda en el mercado. En este contexto, los artistas vuelven a publicar sus obras en este formato, aunque el verdadero negocio para muchos está en los discos de segunda mano. Sobre todo, las primeras ediciones de los títulos más míticos de la historia, por los que llegan a pagarse miles de euros.

Cintas VHS

El último gran negocio alrededor del coleccionismo es el de las cintas de VHS. Este formato de vídeo se popularizó en los años 80, y triunfó de manera especial hasta la aparición del DVD a finales de los años 90. Las cifras del negocio de la reventa de VHS hablan por sí solas. Hace unos meses, un comprador llegó a pagar en eBay 8.200 dólares por una cinta de Top Gun, la popular película de Tom Cruise; y 6.600 euros por un ejemplar de Indiana Jones y el Templo Maldito, la segunda entrega de la mítica saga de aventuras.

Juguetes

Los juguetes antiguos también son protagonistas del sector de las antigüedades actual. En concreto, las piezas de LEGO se han convertido en una inversión más rentable que el oro en 2022. Este activo se revaloriza alrededor del 11% cada año, lo que lo sitúa como un negocio de lo más rentable. La limitada fabricación de estos juguetes, así como el interés de los adultos más nostálgicos, son la clave del éxito de este pequeño -pero interesante- nicho de negocio.

Cámaras de fotos

Las cámaras de fotos son otro de los negocios más interesantes en el sector de las antigüedades. Sobre todo, las más antiguas o limitadas, como las Polaroid que se popularizaron a mediados del siglo pasado. Estas cámaras antiguas pueden llegar a valer entre 300 y 900 euros en el mercado, dependiendo de su calidad o el estado de conservación en el que se encuentren.

Zapatillas exclusivas

Alejándose de las antigüedades, comprar los modelos de zapatillas más exclusivos para revenderlos después también se ha convertido en un negocio de lo más rentable para los coleccionistas. Esta actividad deja grandes beneficios entre los emprendedores que más venden, pero también requiere de un conocimiento extenso del mercado para poder seleccionar los modelos más demandados.

Un negocio no exento de impuestos: ¿Cómo tributa esta actividad?

Para algunos, las plataformas de segunda mano son solo una herramienta para deshacerse de los productos que no utilizan de forma ocasional. Para otros, este tipo de páginas se han convertido en un canal para ir un paso más allá y hacer un negocio que en ocasiones es de lo más rentable.

En este último caso, Hacienda advierte de que, si las ventas de productos de segunda mano se convierten en una actividad habitual y generan ingresos mensuales por encima del salario mínimo, los vendedores deberán darse de alta como autónomos, pagar el IVA correspondiente y cumplir con todas las obligaciones tributarias a las que están sujetos los trabajadores por cuenta propia.

Por otro lado, todas las transacciones -incluidas las que se realizan de forma puntual- que impliquen una ganancia patrimonial (un mayor precio de venta que de compra) deberán estar sujetas a la base imponible deahorro del IRPF. Esta situación es extraña en el mercado de segunda mano, aunque puede darse en el caso de los objetos de coleccionista o las antigüedades.