Los fracasos emprendedores de los famosos españoles

Deportistas, actores, influencers… La lista de famosos que emprenden es extensa, aunque la tasa de fracasos también suele ser bastante alta.

Los fracasos emprendedores de los famosos españoles

Cada vez más son los famosos que deciden emprender con un negocio. Futbolistas, estrellas del cine y la música, influencers… Sin embargo, la tasa de fracasos en sus proyectos es bastante elevada, algo que se achaca a su escasa formación en negocios y a un mal asesoramiento por parte de sus personas más cercanas.

En este contexto, son muchos los famosos que terminan por cerrar sus negocios al poco tiempo de inaugurarlos entre grandes actos y publicaciones en redes sociales. La gestión del negocio es el principal fallo de las estrellas, que a menudo recurren a familiares o amigos íntimos para hacerse cargo de sus empresas, algo que no suele salir bien, tal y como destaca este reportaje de El País.

Los fracasos emprendedores de los famosos españoles

Fernando Alonso

El bicampeón del mundo de Fórmula 1 es uno de los famosos españoles que cuenta con varios fracasos como emprendedor en su lista. El último de ellos es Kimoa, la marca de ropa sostenible con la que pretendía hacerse un hueco en el sector de la moda.

Tras acumular tres millones de euros en pérdidas en apenas cuatro años de vida, el piloto decidió vender el 75% de la compañía a Revolution Brands, una empresa estadounidense que posee varios negocios relacionados con la movilidad urbana y los patinetes eléctricos. Tal y como explicó Alonso en su momento, el acuerdo busca mejorar la exposición de Kimoa y poder lanzar el negocio a otro nivel.

Gerard Piqué

Antes de realizar su segunda incursión en el sector de los eSports de la mano de Ibai Llanos, el futbolista del FC Barcelona acumuló varios fracasos como emprendedor en este sector. Así, tuvo que cerrar una compañía dedicada al sector de los videojuegos por las grandes pérdidas que acumulaba.

Antonella Roccuzzo y Sofía Balbi

Las esposas de Leo Messi y Luis Suárez decidieron aprovechar su gran influencia para lanzar Sarkany, una zapatería de lujo ubicada en Barcelona. Aunque su inauguración se celebró con un evento multitudinario, al que acudieron multitud de personajes famosos, tuvieron que echar el cierre al poco de abrir ante la falta de beneficios.

Santiago Abascal

El líder de Vox es otro de los famosos que han fracasado en su carrera como emprendedores. Aunque se dedica a la política desde 1996 de manera ininterrumpida, Santiago Abascal decidió intentar explorar otra vía de ingresos en 2007, a través de un negocio de hostelería. En 2008, el negocio cerró el año con unas pérdidas superiores a los 130.000 euros, algo que desencadenó el desahucio del líder de la ultraderecha o la pérdida de varios juicios contra sus extrabajadores.

No solo de fracasos vive el hombre

Aunque las historias de fracasos en los negocios de los famosos suelen llamar más la atención, las compañías de éxito también forman parte de la vida de muchas personas conocidas por sus otros trabajos.

Es el caso del propio Gerard Piqué, cuyo olfato emprendedor acierta más veces de las que falla. En este sentido, el futbolista cuenta por millones los beneficios de su empresa de organización de eventos, Kosmos, que posee los derechos de explotación de la Copa Davis de tenis. Además, Piqué cuenta con importantes inversiones en el sector del deporte, las bebidas energéticas o las gafas de sol, y explota varios activos inmobiliarios.

Siguiendo en el ámbito del fútbol, Andrés Iniesta es otro de los famosos españoles que mejor ha sabido explotar su faceta como emprendedor. El futbolista cuenta con su propia bodega, además de una agencia de entretenimiento que acaba de reestructurar para adaptarse a las nuevas tendencias del sector y elevar su facturación hasta los 20 millones de euros.