24 negocios que puedes montar desde casa (en serio) con sólo 3.000 euros

Son muchos los emprendedores que arrancan sus proyectos desde el salón de su casa y con un mínima inversión, especialmente en el entorno digital. Los negocios que se proponen aquí no necesitan más de los 3.000 euros, ahora, cuando entre el vigor la ley Crea y Crece, con un euro es suficiente para constituir tu S.L.

negocios

1.-Guía turístico

Existen organizaciones como Freetour donde este tipo de profesionales ganan visibilidad y reciben más propuestas de trabajo. Pero también puedes establecerte por tu cuenta y hacerte experto en un determinado lugar en cuanto a su historia, patrimonio y bienes culturales del recorrido que elijas. Se suma a ello el conocimiento de una segunda lengua, estar dispuesto a trabajar en un horario poco habitual y conseguir la licencia pertinente. Existen cursos de formación especializada en esta materia. 

Según algunas fuentes, el salario guía turístico promedio en España es de 25.500 euros  al año o el sobro de 13,08 euros por hora. 

2.-Asistente virtual

Un asistente virtual es un un profesional independiente y cualificado con capacidad para prestar servicios digitales a terceros, desde gestionarles el correo electrónico, las citas o la agenda hasta la organización de eventos, entre muchos otros servicios. Su función podría compararse a la de un secretario/a pero trasladado al entorno digital, trabajando en remoto para varios clientes y convirtiéndose en un perfil polifacético cada vez más demandado.

3.- Hacer encuestas

Son muchas las personas que no se molestan en contestar a los cuestionarios que les plantean las empresas, bien por falta de tiempo, bien por falta de interés. Sin embargo, cuando la consulta se remunera de algún modo bajan las reticencias. Puedes montar un negocio unipersonal dedicándote a completar cuestionarios recompensados o montar un pequeño equipo que satisfaga esta necesidad. Igual los ingresos no son muy altos, pero tampoco lo que arriesgas es mucho.

4.- ‘Trafficker’ digital

Un trafficker digital es un profesional que se dedica a diseñar campañas publicitarias online e implementarlas con el objetivo de aumentar el tráfico en una página web. Su especialidad radica en optimizar la inversión en publicidad online de los distintos clientes para aumentar el impacto y la visibilidad de la marca. Para ello, deberá diseñar campañas de publicidad online, hacer un seguimiento de las mismas e implementarlas cuando no acaban de funcionar. Entre las habilidades que se les atribuyen, además de un conocimiento elevado en marketing digital y la creatividad, figuran las de nociones programación web, edición de imágenes o el manejo de holas de cálculo, entre otras.

5.- Hacer velas

Scandle es una marca española de velas aromáticas que presenta un concepto diferente e innovador con la asociación del producto con playlists de Spotify creadas por la propia firma. Estas listas de reproducción están diseñadas únicamente para escuchar mientras se consume la vela, para favorecer esa sensación de evasión cuando la enciendas y sumergirte en la auténtica experiencia Scandle. 

La marca ha conseguido ser todo un éxito en pocos meses: salió al mercado por primera vez a finales de 2020 y agotó todas sus existencias en cuestión de días. Algunas de las celebrities e influencers más reconocidas se han encargado de difundir su existencia. 

\n\n

Fabricadas artesanalmente en un taller propio en Valencia, las velas están elaboradas con cera de soja 100% vegetal, no tienen aditivos químicos añadidos y son respetuosas con el medio ambiente. Además, Scandle apuesta por la producción local con proveedores nacionales que utilizan materiales de alta calidad, de manera que se aumenta el ciclo de vida útil de los productos y se contribuye a la reducción del impacto medioambiental. 

6.-‘Day trader’

Otro de los vocablos nuevos que se van colando en el mercado laboral para aquellos que aspiran a ‘ser su propio jefe’, aunque luego te adviertan de que esto no es para cualquiera. Un Day trader es un inversor que se dedica a realizar operaciones en bolsa en el mismo día apostando por valores de riesgo, los más volátiles y líquidos. El objetivo, según Canal,  es evitar los costes de financiación del mercado interbancario así como las primas nocturnas que imponen muchos brokers por mantener sus posiciones abiertas hasta la apertura del mercado al día siguiente.

Carecer de formación financiera o estudios avanzados en Bolsa tampoco parece un impedimento mayor porque, a rebufo de esta tendencia, han aparecido también numerosos sitios que ofrecen formación online especializada en la materia.

7.-Diseño web

 Para trabajar desde casa como diseñador web es necesario tener cierta experiencia o formación en este ámbito, dominando tecnologías como HTML, CSS o JavaScript. Si es el caso, para empezar, deberías crear tu propio blog o página web para darte a conocer. Puedes crear plantillas o imágenes de ejemplo para otras web y empezar a vender tu trabajo con ejemplos realistas y bien trabajados.

8.-Minero de criptomonedas

Siempre que se habla del blockchain se recurre al ejemplo de un libro contable compartido por millones de usuarios de manera que, cada vez que se anota en él una transacción, resulta imposible alterarla porque sería necesario el consenso de toda la comunidad deslocalizada. El minero sería el responsable de vigilar esas anotaciones y transacciones validadas, luego, por el resto de la comunidad.

Esto supone un trabajo intenso, casi de 24/7, enfocado en resolver problemas informáticos o de otro tipo que puedan surgir en la cadena de bloques. A cambio de este esfuerzo, el protocolo establecido Satoshi Nakamoto, creador del bitcoin, establece una compensación económica en bitcoins para las personas que asumen el papel de minero. Algunos lo hacen a título particular, pero teniendo en cuenta el elevado consumo energético que va aparejado a la minería cripto y el precio del recibo de la luz en España, y la necesidad de disponer de equipos informáticos especializados no hacen su práctica muy recomendable. 

9.-Youtuber/influencer

 Si tienes una habilidad o una pasión en la que destacas y habilidad para contarlo, esta es una de las opciones más a tu alcance. Aunque en algunos casos se hable de ‘cifras de escándalo’, hay que advertir de que esto es algo que se da en contadas ocasiones y que mantenerse arriba requiere de un derroche de energía importante. También hace falta mucha proactividad y saber mucho de redes para convertirse en influencer pero al menos aquí se valora ser uno mismo. Puedes desde mostrar cómo juegas a un videojuego, contar chistes u ofrecer contenido más humorístico, hasta hacer tutoriales de todo tipo, ya sean de belleza, cocina, manualidades, etc.

10.- Diseñar menús semanales

LaLOLA urban food es un proyecto de comida “rica, sana y elaborada” de tuppers a domicilio impulsado por el emprendedor Fernando Mouriño. Después de trabajar durante cerca de 20 años en el control de calidad y seguridad alimentaria dentro de Mercavalencia, Mouriño decidió, a sus 56 años, lanzar un proyecto nuevo. Los pedidos en LaLOLA, donde se puede contactar a través del whatsapp en un horario 24/7, se realizan de una semana a otra con el propósito de no acumular stock de alimentos y ofrecer al cliente comida fresca que encargan a los proveedores locales. Una vez recibida la comida en el domicilio, el cliente puede mantenerla en el frigorífico durante 14 días sin necesidad de congelar. 

La empresa diseña también menús especializados orientados a la nutrición deportiva.

11.- Streamer

Están a medio camino entre el mundo del espectáculo y el de los videojuegos y muchos de los que la profesan llevan tiempo experimentando un auge considerable. Después de los desarrolladores del videojuego, los stremaer son la pata principal de una industria que no para de crecer, aunque cada vez son más los streamer que se aventuran en nuevos contenidos y alcanzan una notoriedad social difícil para un experto. Más ahora, que han aparecido en el mercado soluciones novedosas que les permiten monetizar más allá de la publicidad. 

12.-Podcaster

Los podcast están de moda. Si cuentas con el material adecuado, puedes grabar programas desde tu casa y venderlos a los canales adecuados. Este tipo de contenidos cada vez tienen más éxito dada la posibilidad de poder consumirse a demanda y ser combinado con la ejecución de otras tareas.

13.-Copywriter

La misión principal de un copywriter es escribir para vender. Su trabajo consiste, básicamente, en redactar textos persuasivos, a ser posible creativos e ingeniosos, que inciten a un público determinado a pasar a la acción. El dominio de este ‘arte’ también puede ser muy eficaz a la hora de redactar los emails a tus clientes saliéndose de lo común.

14.-Venta de libros usados entre particulares

El mercado de la venta de libros de segunda mano está en crecimiento, especialmente en lo que atañe a los libros de texto cuya venta, según informaba Europa Press el pasado mes de agosto, se había disparado hasta aumentar un 628% en verano. Pero la demanda crece también en otros géneros editoriales y, aunque existen espacios físicos especializados en dicha área, empiezan también a descollar soluciones digitales, como la de Hamelyn que, con un modelo de economía circular, se posiciona como un recommerce de precios instantáneos que mejora la experiencia de vender libros usados. 

La plataforma ofrece precios instantáneos a los vendedores de libros y se encargan de recogerlos de forma gratuita. El pago por la adquisición lo recibes de forma instantánea.

15.-Diseñador gráfico

 La figura del diseñador gráfico muchas veces se externaliza buscando profesionales freelance en diseño. Es una buena oportunidad para aprovechar tu talento y conseguir proyectos para diferentes marcas. Lo único que necesitas es un buen ordenador, por eso puede hacerse tranquilamente desde casa.

16.-Especialista en atención al cliente

La eclosión del ecommerce ha supuesto una revalorización de los especialistas en atención al cliente. Las empresas más potentes cuentan con su propio departamento, pero otros muchos con menos recursos se ven obligados a externalizar un servicio esencial para la buena marcha de un negocio. Este es un nicho que puedes aprovechar, bien como profesional independiente que gestiona la atención al cliente para terceros, bien montando tu propia empresa e ir creciendo conforme captas nuevas empresas. 

17.-Vender productos que haces a mano

Joyas artesanas, velas aromáticas, muñecos de tela, esculturas, pintura, cerámica…Son muchas las manualidades que puedes hacer en casa para ponerlas después a la venta, bien ofreciendo tu artículos a otras tiendas físicas ya en funcionamiento, bien, abriendo tu propia tienda online con herramientas como la que ofrecen Shopify o vendiendo a través de las redes sociales, como Instagram, u otros marketplace, como Amazon, que dispone de una sección exclusiva para la venta de productos artesanos.

18.-Trabajar para Amazon

¿Sabías que Amazon dispone de una web específica en la que ofrece empleo a personas que desean trabajar desde su casa o desde el lugar que deseen? Las categorías de empleo son varias pero, muchos de ellos, corresponden a perfiles digitales y especializados como marketing, gestión de logística, desarrollo software o atención al cliente. En cuanto a la dedicación, ofrecen la posibilidad de elegir entre jornada a tiempo completo, parcial o trabajar por temporadas.

19.- Venta de fotografía o vídeo

Se trata de una forma de conseguir ingresos con todas las fotografías que has ido haciendo en los distintos viajes o con los vídeos que hayas grabado y vendiéndolos en internet. Los contenidos audiovisuales son cada vez más demandados dada la proliferación de blogs y sitios web que requieren de ellos para ilustrar sus páginas. Muchas veces las acaban adquiriendo en internet, a través de bancos de imágenes como iStock, Fotolia, Shutterstock, Deposit Photos, 123rf …Si crees que tienes material que crees que vale la pena, puedes contactar con alguno de ellos.

20.-Fabricar objetos con 3D

 Hacerte con una impresora 3D cada vez es más barato, aunque la gama es muy amplia. Las hay desde 200 euros hasta de 12.000. En cualquier caso, si no quieres hacer este desembolso, puedes empezar alquilando alguna o acudiendo a algún FabLab de tu zona donde pagas solo por su uso. Puedes dedicarte a fabricar piezas para las que no existen recambios, diseñar productos de decoración o cualquier otra cosa que se te ocurra porque la impresión 3D parece tener pocos límites. Si eres muy ducho en la materia en eso de la fabricación aditiva, también puedes montar una academia o taller para enseñar a otros. 

21.-Crear y comercializar tus creaciones  NFT

Más que requerir capital, lo que se exige en este negocio es creatividad y saber moverte en el entorno virtual para dar a conocer y comercializar tus creaciones artísticas digitales NFTs (Non -Fungible Tokens), los activos digitales que, en opinión de algunos, están transformando el coleccionismo del arte. Se trata de objetos de arte que se ven pero que no se tocan y de los que, probablemente, no seas el único propietario porque lo más posible es que esa obra de arte haya sido tokenizada.

22.-Elaborar y vender directorios

Los directorios son contenidos que se consumen muy bien en internet. Se consultan para descubrir nichos de mercado, analizar la competencia o para comparar antes de adquirir algo. Encontrar toda la oferta ordenada en un solo sitio es algo que aporta valor, sobre todo por el tiempo que ahorra en navegar por la red y un servicio por el que muchos están dispuestos a pagar.

23.-Reciclador de muebles

Además de redecorar la casa, se ha puesto de moda hacerlo con muebles antiguos. Aprovechando esta tendencia surge una oportunidad para aquellos que sepan de restauración de muebles, tanto si eres tu quien se encarga de hacer la tarea como si enseñas a otros, como es el caso de Eugenia Zavaroni, la conductora del programa La recicladora de muebles.

24.-Profesor particular

Es un clásico y siempre ha sido una solución alternativa para obtener ingresos adicionales formando a otros en lo que tu eres un experto. La digitalización abre ahora mucho más el mercado y el abanico de posibilidades a todo tipo de formación. El problema es que la práctica está tan extendida que el reto principal ahora consiste en demostrar que no eres un vendehúmos sino una verdadera ‘autoridad’ en la materia que impartes. Por ejemplo, como Preply y sus profesores de español.