6 franquicias que han encontrado un nicho desatendido y apenas tienen competencia

En sectores tan diversos como el alquiler vacacional, venta de equipamiento para que los hogares ganen en confort, psicología y logopedia con un enfoque diferente o restauración temática.

franquicias con poca competencia

Compartimos contigo en este artículo seis proyectos que, tras un proceso de investigación, detectaron un ‘espacio’ apenas explorado en franquicia y apostaron por cubrirlo mediante conceptos donde el componente innovador está muy presente. A partir de aquí, y como gran ventaja competitiva, estas enseñas se benefician de su condición de pioneras.

ALTERHOME

Con 12 años de experiencia y especializados en alquiler vacacional, “conocen las respuestas, la tecnología y los procesos correctos, y cómo montar todo eso de forma rápida y guiada para que el asociado se centre en lo importante”. A partir de aquí, “genera de dos a tres millones de euros en menos de dos años, empezando desde cero, o, si tiene una empresa de alquiler vacacional, puede eliminar tareas repetitivas, conseguir más y mejores ventas y optimizar su tiempo para innovar y dedicar al negocio”. Tienen acuerdos con entidades financieras y exigen un mínimo del 50% del canon de entrada en recursos propios, mientras el pay-back es a seis meses. Como parte del soporte integral, colaboraciones con “grandes marcas en la búsqueda de locales y cualquier servicio que precise”.

INGEVEN

Establecimientos especializados en la venta e instalación de cerramientos en PVC de calidad de fabricación propia, apoyado en equipos de instaladores profesionales y un soporte postventa directamente desde Ingeven. La cadena, que ahora inicia su expansión en franquicia, busca a emprendedores con la motivación y capacidad de trabajo necesarias para asumir el desempeño de sus responsabilidades cotidianas en el mismo, especialmente cuando se trate de franquiciados gestores. «Dispondrán de cualidades comerciales cuando fueran a desempeñar estas funciones en el negocio, mientras que otro requisito tiene que ver con el hecho de mostrar una clara predisposición al trabajo bien hecho, que consideren la calidad como la base esencial de sus actuaciones».

FITBAR

Como ventajas competitivas del proyecto, la central subraya, en primer lugar, la calidad de los productos. “Al tratarse de productos con considerables ventajas para la salud, como el açaí, se garantiza un nivel del 70% de presencia del fruto en la pulpa base, cuando en otros productos en el mercado es habitual encontrar niveles de açaí del 30% o inferior”. Otro de sus vectores diferenciales tiene que ver con el hecho de que se trata de un negocio “muy fácil de gestionar, ya que el franquiciado recibe el producto listo para ser servido, sin preparaciones previas”.

Para tejer su red, buscan a un emprendedor que gestione de manera directa el negocio o a un inversor que se ocupe de controlar los aspectos esenciales y el control del personal. La central, que recomienda el 50% de la inversión inicial provenga de recursos propios, mantiene un acuerdo con Banco de Sabadell para facilitar el acceso a recursos económicos. “Y estamos en proceso con otras entidades en esa misma dirección”.

SABWAY

Pioneros en nuevas formas de movilidad personal, ofrecen “asesoramiento técnico, prueba de patinetes gratuita para los clientes y formación técnica”. A estas ventajas competitivas suman el hecho de ser un taller multimarca, la gran variedad de productos con la mejor relación calidad–precio, además de unos márgenes competitivos al trabajar en economía de escala. Como parte del soporte integral al asociado, destaca un curso de capacitación técnica en un centro de la red y otros de diversa índole (comerciales, conocimiento del software de gestión…). En línea con este respaldo, se encuentran en la fase de estudio para alcanzar un acuerdo con “una importante entidad financiera”. Por último, el pay–back es entre 12 y 18 meses y la facturación supera los 70.000 euros.

SYNDEO

“Somos la primera y única franquicia especializada en psicología y logopedia basada en la disciplina positiva en nuestro país”. A partir de aquí, su modelo se enfoca a perfiles con formación en las disciplinas con las que trabajan y también a inversores y autoempleo. “Facilitamos las herramientas y formación para gestionar el centro sin necesidad de experiencia, cualidad que sí requiere el equipo que trata a los pacientes”. Relacionado con esto último, disponen de un área de coordinación terapéutica, uno del los puntales del soporte de una central que ha firmado un acuerdo con Banco de Sabadell. No se fija un porcentaje mínimo de recursos propios, con una facturación de 201.600 euros y un pay–back a 18 meses.

RAMEN KAGURA

Desde la central de esta enseña destacan, como factores competitivos, una inversión reducida, “situada en la franja baja de la media habitual en restauración”, una gestión con personal reducido y sin la necesidad de contratar cocineros expertos, un producto “que sintoniza muy bien con la cultura gastronómica española” o formación y apoyo continuo al franquiciado.

En este momento, Ramen Kagura busca un franquiciado “honesto, profesional y comunicativo pero, además, un profesional ilusionado dispuesto a implicarse directamente en la gestión del negocio, dedicando tiempo y capacidad de gestión al control de la actividad”. Para formar parte de la cartera de asociados de la marca, la central exige que, al menos, el 40% de la inversión provenga de recursos propios, y dispone de acuerdos con entidades bancarias para facilitar la financiación del resto.